Couscous Ferrero

Harina de sémola de trigo duro. Es el más delicioso sustituto de las guarniciones clásicas. Es ideal para preparar con pimentón ahumado, jengibre, azafrán, comino o mostaza de Dijon. Fue la solución de la gastronomía europea para reemplazar arroces y muchos otros cereales. Su versatilidad se relaciona con sus orígenes, el sur del desierto de Sahara.

El vocablo “couscous” (también cous-cous, cuscús, alcuzcuz, alcuzcusu o al-kuskus) comenzó por designar el recipiente de barro (en general, provisto de agujeros en la parte inferior) donde se cocina al vapor este mismo preparado. Occidente descubrió el cous-cous originario del Magreb –en la franja atlántica comprendida por Marruecos, Argelia y Tunez– en tiempos de Carlos X. Tras la colonización francesa, se convirtió en una receta exótica “top” que se expandió por los países de la cuenca del Mar Mediterráneo

500 gr. | FERRERO | FRANCIA